El espíritu Indaliano, el auténtico homenaje al ilustre almeriense Jesús de Perceval

By  |  0 Comments

Un 17 de abril de 1915 asomaba en Almería Jesús Pérez de Perceval del Moral. Casualidad o no, este almeriense nació en uno de los meses en el que la naturaleza es más prolífica y más creativa, uno de los meses que consiguen inspirar auténticas obras de arte en pintores, escultores, fotógrafos. Bucolismos aparte, Almería tuvo la suerte de que ese día llegara el que cien años después sigue siendo uno de sus artistas más importantes, Don Jesús de Perceval. Precisamente, ahora se celebra el centenario de su nacimiento y con este fondo como hilo conductor, Rafael Leopoldo Aguilera Martínez ha querido rendirle su particular homenaje en su obra El espíritu Indaliano (Editorial Círculo Rojo), una novela de investigación con la que todos podremos conocer quién fue este personaje tan importante para la cultura de Almería.

La cultura es la mejor forma de expresión que puede tener una sociedad. Una forma de comunicar costumbres, ideas o sentimientos. La mejor manera de mantener la esencia de un colectivo. Así lo entendió Perceval, quien dedicó su vida a resaltar los encantos de su tierra a través de su erudición, sabiduría y, especialmente, su amor a Almería. No obstante, su trabajo no está lo suficientemente reconocido en nuestra época actual, de ahí que aquellos que quieran conocer y acercarse a la figura de quien puede considerarse una de las figuras insignes de Almería, tienen que contar con El espíritu Indaliano entre sus referentes. Rafael Leopoldo Aguilera Martínez nos cuenta en este ensayo las virtudes del polifacético Jesús de Perceval, fundador también del Movimiento Indaliano. Con esta publicación pretende sumarse al testimonio sociocultural que Almería debe rendir permanentemente, tanto académicamente como a pie de calle, durante 2015 con motivo del centenario del nacimiento de este eterno almeriense indaliano.

Consciente de que el trabajo de Jesús de Perceval no está lo suficientemente valorado en su provincia, Aguilera Martínez resalta a este artista como “un genio, un hombre cuya inteligencia cubierta de sabiduría implementada en sus obras pictóricas, escultóricas y en sus intervenciones literarias, deberían haber tenido una mayor proyección divulgativa y académica”. Sin embargo, añade, que “estamos a tiempo”. “En este año, con motivo del centenario de su nacimiento, junto con el de Celia Viñas, las entidades públicas y privadas deben volcarse en elevar a estos personajes públicos que, además, son cruciales para entender nuestra milenaria Almería”, destaca el escritor.

Con El espíritu Indaliano, el autor contribuye “de forma humilde” a alimentar los sentires de los almerienses por tan preclaro hijo de Almería. De esta manera, amplía el hecho cultural entorno a Jesús de Perceval como la persona más importante del siglo XX en nuestra provincia con la puesta en marcha del grupo y del Movimiento Indaliano. El lector percibirá la importancia de este ilustre almeriense en cada capítulo de esta obra de investigación, en la que se desprende que Perceval es el claro signo de la identidad de Almería y valorarán el trabajo que realizó junto a otros que integraron ese movimiento cultural y que, actualmente, cuenta con representantes distinguidos que aportaron su saber y entender a esta provincia iluminada por el Sol de Villalán-Portocarrero y amparada por nuestro Indalo.

Con este ensayo podrá descubrir las diferentes facetas que han convertido a Jesús de Perceval en todo un símbolo de la cultura de Almería. “Hay que analizarlo, describirlo y valorarlo en su todo. Era arte, duende, embrujo, sentimiento y sensibilidad”, detalla Aguilera Martínez quien, en su faceta pictórica, destaca dos cuadros ‘La degollación de los inocentes’ y ‘La huída de Málaga’. Se queda, además, con ‘La Fuente de los Peces’, ubicada en el Parque Nicolás Salmerón y, “por supuesto”, con ‘El Señor de Almería’, el catedralicio Santísimo de la Escucha de la madrugá almeriense, “realizado por al gubia divina de sus manos”. Junto a estas maravillas pictóricas y escultóricas, no se olvida de la otra efigie, el Santísimo Cristo del Amor, del Martes Santo. Unas expresiones artísticas que demuestran como la labor de Perceval es fundamental para valorar, exaltar y encumbrar la cultura almeriense.

Los lectores encontrarán una obra respetuosa y considerada. Notarán un halo de nostalgia y romanticismo en torno a su figura; conocerán lo que pudo ser Almería y no fue, y que gracias a personajes como Jesús de Perceval y a aquellos con sus mismos ideales de gran calado humanitario, pasionales y luchadores elevaron el nombre de Almería a lo más alto. Lo escribieron con mayúscula.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>