Si el mundo se acabara mañana, no tendría que madrugar más

By  |  0 Comments

Beatriz Rincón Martín presenta su primera novela, una obra cargada de ternura y optimismo que publica con Editorial Círculo Rojo.

La autora, que trabaja y vive en Segovia donde estudió Relaciones Laborales, se inició tarde en la escritura, primero con pequeños relatos y luego con cuentos que le inspiraban sus hijos. Animada por el segundo premio del Certamen de Relato Corto “Ulises”, acude a talleres de escritura creativa y al Taller Municipal de Teatro, participando en varios festivales de Narración Oral con sus originales historias.

La protagonista de su novela descubre un día que todos la confunden con otra mujer. Incomprendida por su pintoresca familia, sin apenas comunicación con su hija adolescente y a punto de quedarse sin trabajo, Noelia se obsesiona con esa desconocida a la que busca y persigue.  Dos amigas le ayudarán a evolucionar y superar ese trance frenético y caótico, que cambiará para siempre su vida.

“Que a todos nos hayan confundido alguna vez”, según la autora, “hizo que me atreviera a llevar las cosas al límite, me pareció un ejercicio divertido, casi peligroso, muy atractivo de explorar.  ¿Y si el otro se hiciera pasar por ti? ¿Y si hiciera cosas que te perjudican? ¿Te atreverías tú a hacerte pasar por él? ¿Qué harías si te le encontraras cara a cara?”

“Si el mundo se acabara mañana, no tendría que madrugar más”, es un libro  fresco, lleno de tensiones, sorpresas y humor, cuya trama a veces roza el esperpento y otras te acaricia el alma.